martes, 30 de noviembre de 2010

SERPIENTE MIEL FUEGO


 NINGÚN CÓNDOR PODRÁ
VOLAR AL FONDO OSCURO
DE MÍ MISMO


VOY A FONDEARME AL CERRO
LA CIUDAD SE  DERRUMBA

LOS CAMINOS SE BORRAN
LAS LUCES NO ALUMBRAN


ADORANDO A LA MUERTE

NUESTRA FÉTIDA Y PODRIDA REINA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada